revista dharma

Mostrando otros caminos

Ha pasado un año desde que un grupo de amigos decidimos comenzar el proyecto Dharma. Un año lleno de ilusiones, retos y satisfacciones. La acogida de la revista ha sido magnífica, superando nuestras expectativas más optimistas. Creemos que era necesario un vehículo común que uniera las distintas tradiciones y prácticas espirituales y, asimismo, enlazara con la ecología, los derechos humanos, la solidaridad, el arte comprometido y un concepto de vida sana que va más allá de meras recetas estéticas.

El actual modelo económico y social en que estamos inmersos no encuentra una forma para que el mundo sea más solidario, más justo, más libre, aunque quizá él mismo sea parte del problema. Cada vez es más importante para mantener la libertad de pensamiento, y por tanto de acción, que existan medios de comunicación que muestren otros caminos distintos a los del orden establecido. Tal como decimos en el prólogo del libro de Satish Kumar, El buda y el terrorista, “La libertad, cada día que pasa encerrada entre barrotes de insolidaridad y absolutismo, sufre un nuevo retroceso, pero no por ello debemos cejar en nuestro empeño en lograrla, pues lo que sí existe tenazmente es ese instinto natural que subyace en todo ser humano que nos empuja a ser libres y compasivos”.

En este número Thich Nhat Hanh nos habla de los fundamentos de la atención como método para superar el dolor y el sufrimiento, y dirigirnos a la plena realización a través de la práctica de la conciencia del cuerpo y de la mente. Amaestrar el cuerpo para amaestrar la mente mediante la práctica de la atención nos dará una nueva visión de nosotros mismos, más vital, más real. José Manuel Alcañiz y Bernabé Moya nos introducen en la filosofía ecológica a través del mundo mágico de los árboles majestuosos, esos centenarios, y en muchos casos milenarios, maestros de la vida, algunos incluso anteriores a Jesucristo y al mismo Buda.

La Federación de Comunidades Budistas, como en cada número de Dharma, de la hábil mano de Antonio Mínguez, nos acerca sus relevantes acontecimientos y en esta ocasión plantea el necesario, y esperemos que inminente, reconocimiento del budismo como religión en España. Desde Dharma, todo nuestro apoyo. Teresa Juan nos regala una práctica de ikebana en la búsqueda del equilibrio y la armonía a través de la asimetría de los arreglos florales. Lama Tsondru nos enseña cómo manejar las emociones a través de los mantras. En la sección de pensamiento os invitamos a participar en el juego que plantea Vicente Carbona a través de la Teoría de Juegos como forma de convivencia en los complejos tiempos que vivimos. Florence Cats y su provocador concepto de arte y revolución nos abre ventanas al mundo interior del artista y la sociedad actual. Joe Litven, miembro de la junta del Instituto Shambhala, nos explica la senda del guerrero del bien.

En la visita a un centro, nos acercamos al silencio zen de Luz Serena, uno de los más conocidos y antiguos centros de enseñanzas de nuestro país, dirigido por Dokushô Villalba. Ese silencio interior desde el que queremos transmitir la voz, las voces, de todos aquellos que tratan de encontrar en sí mismos las respuestas a un mundo incapaz de ofrecérnoslas y a menudo hasta interesado en impedírnoslas.

Redacción Dharma

 

 

 

 


BUDISMO · ECOLOGÍA · VIDA SANA · SOLIDARIDAD · CULTURA